Temas

Blanqueamiento dental: cómo, cuándo y dónde

15/04/2019 · Salud bucodental

La salud y la estética de nuestra dentadura es una cuestión que nos preocupa. Hoy, desde Clínica Dental Ferro, respondemos a las principales preguntas sobre blanqueamiento dental. 

¿Que es el balqueamiento dental?

El blanqueamiento dental es un tratamiento de odontología estética que tiene por objetivo eliminar las manchas dentales y hacer que la dentición adquiera una tonalidad más blanca y brillante. Es vital que el profesional conozca a fondo tanto las indicaciones como las contraindicaciones de las técnicas de blanqueamiento dental para poder transmitírselas a los pacientes. 

La población debe concebir este tratamiento como un proceso médico que ha de ser realizado bajo la supervisión de un odontólogo y únicamente realizado en la clínica dental.

Causas del oscurecimiento de los dientes

Seguir una inadecuada higiene oral y el consumo de ciertos productos pueden provocar alteraciones en la tinción dental, se distimguen dos tipos de manchas: manchas intrínsecas o endógenas y manchas extrínsecas o exógenas:

  • Dentro de las manchas intrínsecas o endógenas se encuentran aquellas que afectan a los dientes en su fase de formación, antes de que erupcionen en la cavidad oral, causadas por el consumo de determinados medicamentos como tetraciclinas, por hipoplasias de esmalte, deficiencia vitamínica o fluorosis. También se clasifican en este grupo aquellas manchas que aparecen tras la erupción dental, producidas por golpes, fracturas o debido al paso del tiempo por envejecimiento de la dentición, que adquiere una tonalidad más oscura.
  • Las manchas extrínsecas o exógenas se producen por el contacto de los dientes con agentes pigmentadores, presentes en determinados alimentos, bebidas como el vino, el té y el café, y otros productos, como el tabaco. Estas manchas también pueden producirse tras el uso prolongado de determinados colutorios orales y pastas dentífricas a base de Clorhexidina.

Tipos de blanqueamiento dental

Existen varios:

  • Blanqueamiento dental realizado en la consulta odontológica: se lleva a cabo en la clínica dental mediante la aplicación de un agente blanqueador a base de peróxido de hidrógeno al 35%, pudiendo ser este activado por una fuente de luz. Es necesario realizar previamente una profilaxis (limpieza) adecuada y revisar que la cavidad oral está sana. Tras este paso, se aísla la zona a tratar, de manera que se evite el contacto del agente blanqueador con los tejidos periodontales (encia) y posteriormente se añade el agente blanqueador. Se trata de un método muy eficaz, ya que se maneja una alta concentración del componente blanqueante bajo el control de un odontólogo
  • Blanqueamiento ambulatorio con la supervisión de un dentista. En este tipo de blanqueamiento la concentración de perióxido de carbamina puede ser  del 10 o 16 %. Este método se realiza en el domicilio del paciente, bajo las indicaciones del odontólogo. Del mismo modo que en el blanqueamiento anterior, es necesario realizar antes del tratamiento una profilaxis y una revisión oral. Se elabora una férula a medida para el paciente en la que se aplicará el agente blanqueador, con el fin de evitar cualquier posible contacto con los tejidos periodontales, se darían las intrucciones a seguir con el producto.

Riesgos del blanqueamiento dental

Entre los posibles riesgos del blanqueamiento dental se encuentran las reabsorciones cervicales, la sensibilidad gingival y la sensibilidad dentaria post-operatoria.

Blanqueadores dentales de venta libre

Los productos blanqueantes con una concentración de peróxido de carbamida superior al 0,3% o con más del 0,1% de peróxido de hidrógeno, únicamente pueden ser distribuidos por odontólogos. Realizar un blanqueamiento dental sin supervisión médica conlleva graves riesgos para la salud.

Actualmente, la Directiva Europea 76/768/ECC considera los productos blanqueantes con concentraciones de peróxido de hidrógeno de entre el 0,1% y el 6% cosméticos inocuos, por lo que pueden adquirirse libremente sin control médico. Sin embargo, estos pueden tener efectos secundarios para la salud.

 La Comisión Europea, CED y el Consejo General de Dentistas de España defienden que estos productos deben ser empleados bajo las indicaciones de un dentista.

En cuanto a los productos con concentraciones inferiores al 0,1% de peróxido de hidrógeno, estos sí son inocuos para la salud, por lo que su libre distribución no presenta riesgos, si bien su eficacia es prácticamente nula.

¡Compártelo!