Temas

Cepillado en niños: cuatro claves para asegurar su higiene bucodental

09/02/2021 · Salud bucodental

Hablamos con frecuencia sobre el correcto cepillado de dientes en adultos, sin embargo, si nos preguntan sobre cómo cuidar la salud bucodental de los más pequeños de la casa, tal vez comiencen a surgir dudas al respecto. Desde la Clínica Dental Ferro, te damos algunos consejos para asegurar siempre una óptima higiene bucodental en niños y niñas.

La higiene bucodental es necesaria, aunque los pequeños todavía no tengan dientes. De ser este el caso, se recomienda limpiar con un paño suave sus encías o con un cepillo específico para bebés y solo con agua, dos veces al día, para evitar que se acumule placa bacteriana o algún resto. 

Una vez comiencen a nacerle las piezas dentales, entre los seis y doce meses, se utilizará para la rutina un cepillo especial para niños, de cerdas suaves y con cabeza acolchada, y con muy poca pasta dental sin flúor (se recomienda a partir de los dos años). Por otro lado, una vez que los niños se encarguen de este proceso, habrá que supervisarlos y ayudarles con el cepillo e hilo dental, al menos, hasta los seis o siete años, cuando ya tengan la destreza manual necesaria para hacerlo ellos mismos. Algunos consejos a seguir son:

  1. Dirección y forma. Para conseguir unos mejores resultados, es necesario cepillar los dientes y encía con movimientos circulares. Además, no solo se debe limpiar primero la cara externa de los dientes, sino que se debe comenzar por un lado y terminar en el otro.
  2. Lengua y encía. Limpiar con suavidad la encía y la lengua nos asegurará la ausencia de placa bacteriana, es decir, una boca limpia y sana.
  3. Supervisar y repasar. Si nuestros hijos se cepillan solos los dientes y son menores de siete años, es aconsejable supervisar el proceso, realizar un repaso y ayudarle con el hilo dental, para asegurarnos de que quede bien limpio.
  4. Acompáñalo. La mejor manera de crear un hábito en él o ella será que lo acompañes en el proceso. Ayúdale a cepillarse bien los dientes y lávate los dientes con tus niños para que vean como se hace correctamente.

Además, debemos concienciarnos de la importancia de inculcarles a nuestros hijos una buena dieta, ya que es sabido que el abuso de azúcares o bebidas con gas, tiene consecuencias negativas en nuestra dentadura. De este modo, te asegurarás de que cuando no esté contigo, continuará con un estilo de alimentación saludable para su boca y para su cuerpo en general.

Por último, no solo será importante inculcar en los más pequeños una rutina de higiene bucodental, sino que habrá que acudir al dentista con regularidad para detectar cualquier posible problema y tratarlo lo antes posible.

¡Compártelo!