Temas

Pulpotomía: uno de los tratamientos más frecuentes en odontopediatría

17/01/2022 · Salud bucodental

Una de las afecciones más comunes y conocidas que afecta a nuestra salud bucodental es la caries. Entre sus principales causantes se encuentra la formación de placa o sarro, motivados por una mala rutina de higiene oral y una dieta elevada en azúcares y almidones. Si bien es uno de los problemas de salud más frecuentes en el mundo y afecta tanto a niños como a adultos, algunos de sus tratamientos solo se pueden aplicar a las piezas dentales de los primeros. 

El empaste es el tratamiento más recomendado y el más habitual para frenar el avance de la patología, sin embargo, para dar respuesta a la caries extensa en piezas temporales, existe otro procedimiento conocido como pulpotomía.

Es una intervención que se realiza en dientes de leche que están afectados más allá de la superficie dentaria, aunque sin haber llegado el daño a la raíz. A pesar de que se suele aplicar cuando hay caries, también puede darse cuando la cámara pulpar se ha visto dañada tras un fuerte impacto en la pieza. Este proceso de la pulpotomía consiste en eliminar la pulpa afectada, respetando la raíz, y el posterior relleno y sellado de la pieza.

Podría confundirse con una endodoncia, pero no son lo mismo, ya que en una pulpotomía no se vacía la pieza por completo, sino la parte afectada. Por otro lado, existe una intervención con una denominación muy similar y que hace referencia al siguiente estadio de la misma: la pulpectomía. 

La pulpectomía consiste en el completo vaciado de la cavidad pulpar de la pieza en el caso de que la primera resulte insuficiente para reparar la pieza dental.

Sin embargo, no debemos olvidar que no hay mejor método para curar una caries que la prevención. Es muy importante ayudar a los más pequeños de casa a adquirir hábitos saludables. Para ello, podemos cepillarnos los dientes con ellos, para que nos imiten y sepan hacerlo correctamente, vigilar y corregir su cepillado, inculcarles una alimentación adecuada y evitar que consuman azúcar y refrescos en exceso. Estos pequeños detalles junto con una visita periódica al dentista, nos asegurará una correcta salud oral.

¡Compártelo!